Puede que te hayas llevado, ¡Oh Noviembre! todas mis hojas pero a cambio me dejaste este vestido de dorados frutos tardíos.