Que parece el estribillo de una canción del dúo dinámico. Con eso del cambio de aspecto, he constatado que la primera entrada de mi vida como Bloguero (toma palabro) data del 3 de Septiembre de 1.999. Hoy hace quince años.

En estos años ha pasado de todo. No me voy a poner plasta para hacer memoria ni resúmenes pero que sepáis que hacerlos los he hecho. Agridulce ejercicio este de hojear el libro de tu vida. Queda una larga moraleja que puedo resumir en un “No podemos regresar”.  Como todas las perogrulladas puede ser una estupidez o la clave de la iluminación, según la carga emotiva que le pongas.

Dejadme que os resuma estos quince años con dos fotos, que las palabras hoy no están por la labor:

Los monstruos en 1.999 La foto que les hice a los niños para esta entrada de 1.999

Y la que les hice el año pasado en el mismo sitio sitio y en el mismo orden:

Los "niños" en 2013
Los “niños” en 2013

No podemos regresar.